Cómo cultivar plantas más rápido con música

¿Sabías que las plantas crecen más rápido cuando escuchan música? De hecho, un estudio realizado por científicos surcoreanos en el Instituto Nacional de Biotecnología Agrícola sugiere que las plantas pueden escuchar porque tienen los «genes». Si tiene plantas en su oficina o posees una florería, toque música en su negocio y observe qué tan rápido crecen sus plantas.

Incluso si lo que intentas cultivar es la planta de cannabis que estás acostumbrado a ver en tiendas de Weediid, funciona igual para ellas. Por muy increíble que parezca, es posible que las plantas reaccionan en crecimiento conforme sea la música agradable para ellas.

Sonido y crecimiento vegetal

La investigación sugiere que cualquier sonido, incluida la música, ayuda al crecimiento de las plantas. ¿Cómo? Las vibraciones de las ondas de sonido estimulan los factores de crecimiento en las plantas y también los advierten de los depredadores. ¿Recuerdas los días en que tu madre hablaba con las plantas y te preguntabas qué le pasa? Aparentemente, ella estaba perfectamente bien. ¡Las mamás siempre saben más!

Música y crecimiento vegetal

Científicos surcoreanos en el Instituto Nacional de Biotecnología Agrícola tocaron música clásica en campos de arroz y descubrieron que los cultivos crecían más rápido. En otra investigación, un grupo de plantas estuvo expuesto a seis horas de música y otras estaban en una habitación tranquila. Las plantas en la «sala de música» crecieron más rápido que las plantas de la «sala tranquila».

No es necesariamente la música lo que hace que las plantas crezcan más rápido. Es la vibración de las ondas de sonido, todo tipo de sonido, como se mencionó anteriormente. Sin embargo, ¿no es mejor si escuchan música que sonidos no tan agradables como autos, personas caminando, etc.? Además, ¿por qué dejarlos en silencio? Reproduzca música durante las horas libres en el vivero y observe qué tan rápido crecen las plantas.

Dato interesante: ¡A las plantas les gusta tener amigos de plantas!

Parece que las plantas se comunican entre sí y escuchan las vibraciones de otras plantas. Crecen más saludables y más rápido cuando tienen amigos de plantas. Además, la investigación sugiere que las plantas pueden informar a otras plantas sobre el peligro a su alrededor, como los insectos que comen hojas. Cuando otras plantas reciben los ataques, pueden dejar de crecer hasta que consideren que es seguro volver a crecer. ¿No es magnífico?

El secreto está en aprender a cómo usar la música para que tenga un efecto positivo. Por ejemplo, controlar el volumen, el ritmo, porque del ritmo también va a depender la fuerza de las ondas y también el tempo que es la constante en el movimiento de la onda. Es muy simple una vez que logras dominar estos pequeños ajustes. Conforme consigues dominar estos pequeños ajustes, luego el paso que sigue es comenzar a hacer test y evaluar el crecimiento de un grupo de plantas, haciendo la respectiva bitácora del proceso para conseguir obtener una base de resultados y emplearlos en tus próximos cultivos.